«

»

Dic
13

Colectando variedades locales/landraces en Galicia, España

En Octubre de este año 2011 tuve el privilegio de acompañar al equipo de colecta de germoplasma cultivado del Centro de Recursos Fitogenéticos del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (CRF-INIA). Este año las colectas se centraron en la provincia de Orense en la comunidad autónoma de Galicia. El CRF-INIA viene realizando hace muchos años colectas sistemáticas por todo el estado español, y ya que yo he realizado colectas de cultivadas en el trópico (Colombia) y de silvestres en España, para mi sería toda una experiencia colectar germoplasma cultivado en España. Especialmente para mi era interesante ver los contrastes culturales entre los poseedores de agrobiodiversidad a uno y otro lado del océano.

Pues bien, la experiencia fue fantástica. Acompañar a este equipo de profesionales de la colecta de cultivadas liderado por Lucía de la Rosa fue aprender de cada aspecto de preparación, del cara a cara con el agricultor-conservador, de la organización del trabajo y un sinnúmero de detalles que hacen exitosa una expedición de colecta.

Organizando el trabajo del día, asignación de responsabilidades dentro del equipo, cuales agricultores serán visitados, etc.

Me impactó mucho conocer los agricultores-conservadores, su forma de vida, su cariño por las variedades de sus padres o abuelos, y ser testigo de uno de los actos de generosidad más grandes en los días que corren, que para mi es cuando un agricultor entrega sus semillas.

Aquí una agricultora nos entrega en su cocina sus semillas de judía carracha (P. vulgaris)

Pero debería corregir. Agricultoras. Fueron en su mayoría agricultoras las que encontramos conservando agrobiodiversidad. Es un instinto que poseen las mujeres y que muchos de nosotros vemos en nuestras madres citadinas cuando cuidan diferentes especies ornamentales con especial atención. Pude ver en Galicia, como lo vengo constatando en América, que son las mujeres las que frecuentemente son quienes conservan la variabilidad, muchas veces a espaldas de sus parejas masculinas, quienes suelen desprenderse de aquello que no produce a nivel comercial con mucha facilidad. Creo que aun no se ha reconocido el valor de esta actitud femenina frente a la agrobiodiversidad.

Las agricultoras compartiéndonos sus semillas y conocimientos. La edad promedio estaría alrededor de los 80 años

Pero fue muy preocupante encontrarnos también que la edad promedio de los agricultores-conservadores era muy alta. Sin haber preguntado a todos los donantes de germoplasma su edad (muchas veces por cuestión de cortesía), calculamos que fácilmente el promedio de edad rondaba los 80 años. Esto no sería preocupante si detrás de ellos viniera una generación de reemplazo. Desafortunadamente esto no es así, por lo que las variedades y sus semillas o propágulos desaparecerán del campo cuando los agricultores-conservadores desaparezcan. Ya muchos de ellos nos contaban como han visto desaparecer materiales en sus pueblos o comarcas, porque quienes las conservaban ya no vivían.

Otros procesos igualmente preocupantes era el desplazamiento de variedades tradicionales-locales por cambio de utilización del suelo, introducción de cultivares comerciales o abandono de las parcelas. Esto junto con la edad avanzada de los conservadores son procesos nada nuevos pero que en realidad son el azote de la agrobiodiversidad, aunque hoy en día parece sólo importar otros aspectos más de moda como el cambio climático.  Al expresar esto, no niego el fenómeno del cambio climático ni niego que pueda tener efectos en la agrobiodiversidad, sólo digo que no es lo prioritario, al menos de momento. Al entenderse como un problema antiguo, el proceso desplazamiento+abandono+cambio de uso de suelo+edad avanzada de agricultores-conservadores recibe menos atención, y esto no puede ser. Lo que se pierde actualmente y se ha perdido por estos procesos difícilmente se perderá por cualquier otro cambio. Y es algo que hoy como en los últimos 50 años sigue afectando profundamente la supervivencia de la agrobiodiversidad, pero las fuentes de financiación de actividades sobre recursos fitogenéticos a nivel mundial no lo asumen como un problema prioritario en cuanto a conservación. Antes que solucionar otros problemas nuevos y de menor impacto (al menos en nuestros días), debemos empezar a dar solución real y definitiva a problemas que vamos acumulando y que son una verdadera máquina de exterminio de variabilidad agrícola.

Ya para terminar, me gustaría apuntar el parecido que hay entre agricultores-conservadores a lado y lado del Atlántico. Asombroso. Años o mejor, milenios, de diferente cultura, diferentes rutas de poblamiento, diferentes genes, distintos idiomas, otras especies cultivadas….etc, etc.,  pero la forma de hablar de sus variedades, su idea de porqué es importante conservarlas y su generosidad en la entrega de sus semillas cuando se les explica a donde va el material (conservación ex situ) es asombrosamente parecida. En sus caras se ven las mismas expresiones mezcladas de frustración y de esperanza. De momento les ofrecemos la conservación ex situ pero cuando se está en campo compartiendo un rato con ellos es evidente que esto no es suficiente.

Los dejo con algunas fotos del trabajo de colecta.

El germoplasma de maíz sale de un "orrio", estructura ancestral para almacenar y secar las mazorcas

Semillas de pimiento (C. annuum)

"Así de grande es la planta" nos dice la agricultora mostrándonos el cabazo (C. maxima) de su granja

La agricultora va buscando en su huerta multi-especie la planta y los frutos de la cual nos ofrecerá semillas

Aquí recogiendo "as cebolas" que nos dio una agricultora.

"Y las semillas de éste calabacín usted las ha comprado?", "Nooo, esta es la variedad que cultivaba mi madre hace muchos años". Eureka!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


*