«

»

Sep
24

Los mercados de las frutas tropicales en Europa

Las frutas tropicales tienen unos precios desorbitantes en los puntos de venta especializados que hay en Europa. Precios que varían entre 20-30 euros por kilo, o para algunas especies, aun más. Por tanto el mercado de estas frutas ha estado dirigido a públicos muy selectos. Sin embargo cada vez es más común encontrar pasifloras, papayas/frutas bomba, tomate de árbol, lulo/naranjilla, litchi, tamarindo, carambolo(a), etc., en mercados tipo grandes superficies. Su precio no baja demasiado por ello, pero son productos que empiezan a ser más conocidos, en gran parte por la influencia de los inmigrantes. Esto me encontré en un supermercado de la cadena francesa Auchan-Al campo:

Passiflora edulis - maracuyá amarillo

Passiflora ligularis - granadilla

Tamarindus indica - Tamarindo

Passiflora edulis - gulupa

Hay algunos efectos negativos en la producción de estos artículos agrícolas de lujo. Estas frutas son la principal base de ingreso económico de muchos agricultores de países de la zona tropical, que en muchos casos dejan de sembrar productos de primera necesidad (afectando su seguridad alimentaria) por sumarse a este negocio. Otros, que posiblemente ya sembraban la fruta para mercados locales o autoconsumo, abandonan variedades locales/tradicionales para la siembra de los tipos de exportación. Y en los peores casos, grandes plantaciones y terratenientes desplazan a pequeños productores cuando el negocio es muy rentable. La forma del desplazamiento puede variar, iendo desde lo legal a lo ilegal o a extremos donde se vulneran los derechos humanos.

Sin embargo, ya que son muchas las familias que dependen de estos mercados y a estas alturas estar en contra de ellos es a primera vista estar en contra del sustento de estas familias, al menos algo se podría hacer para que la diversidad de estas especies se vea menos afectada en origen. La variabilidad de la oferta de estas especies al menos en el mercado europeo, en término de variedades, es prácticamente nula, pero estimo que no por exigencia de los consumidores. Probablemente quien se puede pagar estos productos en Europa, valoraría, y mucho, más colores, más aromas y más sabores contrastantes. Seguramente los mercados de estas frutas son perfectamente apropiados para la introducción de variedades locales dentro de esquemas comercio justo y agricultura ecológica o de bajo impacto ambiental en los países productores. Y lo mejor es que no dejaría de ser buen negocio. Para todos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


*